13 feb. 2011

Se o amor fose Matemáticas




Hoy no puedo abrazarte,
no sólo porque hay una gran distancia entre nosotros,
sino porque ya no estamos juntos,
juntos como la luna y el sol en su transición de día y noche,
juntos como el mar y los delfines en su búsqueda innata de libertad.

Dejamos de ser dos para uno
para convertirnos en uno para dos,
porque aún separados te quiero,
pero también sé que no sientes lo mismo.

Qué ganas de sumar y restar, porque para eso soy buena;
sumar amor y restar distancia,
multiplicarlo con perdón
y dividir el rencor,
elevar al cuadrado tu sonrisa
y sacar la raíz cuadrada de nuestro mutuo sufrimiento,
integrar aquellas cosas que fueron bellas
y derivar las decisiones erradas,
expandir al infinito nuestros corazones
hasta dejar el límite de nuestra razón tender a cero.

Qué ganas amor, de potenciar tus ojos enamorados
y expandirlos a través de una ecuación exponencial.
Con un poco de lógica podría demostrarte lo que quieras...

Qué ganas amor de que fuera matemáticas... aunque no lo sea...

1 comentario:

ana gil dijo...

Precioso el blog y muy cuidado, sobre todo por la estudiada combinación de conocimientos de diversas áreas. Un abrazo